Cosas de padre: la sed de un beso


                                                                  A veces es un salto

La verdad me estaba preparando para otra noche en la trinchera.
Los padres que no la hayan tenido serán la excepción.
La misma consta de: por lo menos 20 técnicas diferentes para tratar de hacer dormir a tu niño pero sin resultado. Por qué no usar las que DAN RESULTADO?
Bueno, porque tampoco ofrecen resultados!
Habla su lenguaje hasta por los codos  ríe salta en la cama quiere bajar de la cama exprimir las tetas de su madre tirarse sobre mí para que lo tenga en brazos robar los celulares  hacer llamadas ver videos en los celulares prender la luz apagar la luz correr por la habitación subir a la cama bajar de la cama volver a su cama subir a su cama bajar de su cama abrazar a su perro de peluche pastor semi gigante apodado “pelo” y se suman etcéteras.


                                                             Pelo es más o menos así 

Preparado para el segundo o tercer día de trinchera aparece la frase. Breve, sentida pero con una pizca de causa perdida
--Le das un beso a papá ?
Y aparece el beso. Un beso con ruido que abre las puertas de la felicidad en un hombre que rompió conceptos sobre la paternidad y se construyó nuevos.
Un beso sonoro como nunca lo había dado. Y luego otro. Y Otros más. Todos con ruidos.
Benjamin también descubría su nueva forma de felicidad en el mundo
Me besaba y se detenía a ver el efecto con una sonrisa de tanta esperanza que yo no podía más del amor.
Me estaba dando todo.
Yo padre, parado al costado de la cama abrazado a mi hijo en la penumbra, esculpiéndome con una pureza de sentimientos regalados porque si.
Cuanta alegría por favor!
 Algo dejado en los últimos asientos de la cotidianeidad, el disfrute de la alegría misma!
Su madre y yo iluminábamos nuestras vidas con potencia total!
El efecto duró unos minutos y luego en la cama el sueño lo llevó a pasear con tranquilidad.
No me dormí de inmediato. El búho que habita en mi me lo impidió.
Y me nació una sed profunda e irrefrenable por esos besos, por ese amor. Pero no la sed que te exprime. Una escala nueva.
La alegría de saciarse.
La sed y su agua.
Comparto la experiencia con Uds. pero sobre todo con los varones cuando se preguntan que  les puede esperar en la paternidad. Que todavía veo que hay mucho pre concepto, mucho por abrir y mucho por hacer.
Lo sé. Estuve ahí.
Comparto éste momento para que lleguen a su sed
Y encuentren su agua.


Comentarios

Entradas populares